Barcelona es una ciudad que siempre tiene algo que nos queda por hacer pero, cuando queremos ir un poco más allá debemos mirar hacia Cataluña y todo lo que su comunidad ofrece. El parque de Garrell, en la provincia de Girona, es uno de esos sitios que llegas y no puedes terminar de creer. Situado entre los pueblos de Castellfollit de la Roca y Besalú tenemos un lugar que merece como mínimo un reconocimiento.

Con cantidad de Historia a sus espaldas (de la que ha surgido incluso una película documental) este parque pasó de ser el gran desconocido a un lugar de ocio al que vienen matrimonios con hijos, parejas de enamorados y grupos de amigos que buscan ver algo nuevo cerca de su zona de residencia. Laberintos, torres de madera y una cueva secreta en la montaña son solo algunas de las muchas cosas que tenemos en sus dimensiones. ¿Te animas a descubrirlas?

¿Qué podemos ver en el parque de Garrell?

Cuando llegamos al parque de Garrell parece como si estuviésemos en un campamento de verano cubierto con todo lujo de detalles y decoración. Presentado como uno de los lugares más misteriosos de la geografía nacional, este lugar puede verse desde las carreteras y durante años ha provocado mucha expectación. De entrada gratuita son muchas las cosas que el espacio nos ofrece:

Cabañas en el bosque

Con el fin de dar cobijo a la civilización que estaba por llegar, las cabañas del parque son los asentamientos donde se refugian las personas que hacen vida aquí. Como si de una película de nuestros antepasados se tratase, vemos cómo los habitantes se conocen y están más que acostumbrados a la vida del lugar. Estas construcciones, que no dejan de sorprender al que llega, es solo el primero de los pasos.

El laberinto

Una de las partes más curiosas del parque de Garrell es el laberinto. Cubierto y con cantidad de túneles para recorrer, las parejas con niños son los que pasan aquí la mayor parte del tiempo. A fin de que sus pequeños jueguen, los padres se dedican a hacer fotografías para cuando sean grandes poder enseñar aquel sitio tan particular en el que estuvieron una vez de críos. ¿Imaginas la cara que pondrán?