Menorca cuenta con algunas de las mejores playas del mundo. En esta fantástica isla de Baleares tenemos paraísos que han embrujado a personas de todas las categorías. Cala Pregonda, dentro de todos los ejemplos de arena, sal y aguas turquesas de los que podríamos hablar, es la que se alza como completa protagonista en el artículo de hoy para aquellos que todavía no la conocen sepan de su situación.

Como sacada de otro planeta, cuando llegamos hasta este punto de Menorca (que ciertamente se encuentra a unos treinta o cuarenta minutos nadando de la civilización) nos quedamos prendados del tono rojizo de su arena pero, si bien ha ganado fama con el paso del tiempo, todavía no la castigan el tumulto de turistas al que estamos acostumbrados por las diferentes partes de la isla. ¿Te gustaría saber más sobre ella?

¿Qué podemos hacer en Cala Pregonda?

Situada al norte de Menorca cala Pregonda, por increíble que parezca, no está masificada. Su naturaleza salvaje, que la ha convertido en una de las Árenas Naturales de Especial Interés en la isla, la mantiene virgen y sin nada de vida humana a su alrededor. Frecuentada por los viajeros más intrépidos, si quieres explorar uno de esos sitios que te dejan con la boca abierta puede que hayas llegado al tuyo. A continuación, algunas de las actividades:

Pisar la arena roja

La arena roja que cubre toda la playa es lo primero que captará tu atención. Sin comparación con nada que hayas visto alrededor de la isla, descalzarnos y pisarla con nuestros dedos es algo realmente espectacular. Algunos de los viajeros que han llegado hasta aquí aseguran que esta parte de Menorca está reservada para los locos del espacio. A menudo comparada con el planeta Marte, ¿quién no quiere saltar al vacío sin salir de la Tierra?

Bucear bajo sus aguas

El agua turquesa invita a que nos metamos en cala Pregonda durante horas pero la playa también es buena para hacer otras muchas cosas. Bucear bajo sus aguas, teniendo en cuenta la cantidad de peces de distinto color que hay en el fondo, puede ser toda una experiencia. Si eres aficionado a este deporte o simplemente te gusta curiosear cuáles son los animales marinos que tenemos aquí cuentas con una distracción perfecta.

Observar el faro de Cavallería

Antes de llegar al último peldaño que nos lleva hasta la cala, tenemos unas rocas colocadas de tal forma que impiden ver el agua color turquesa que tanto ansiamos. Desde aquí, sin precipitarnos y con mucho cuidado, podemos ver el famoso faro de Cavallería. Ocupando la parte septentrional de la isla sigue siendo uno de los grandes favoritos del turismo de verano. ¡Sin duda es una oportunidad única para disfrutarlo de otra forma!

Bañarte en la piscina natural

Por si fuese poco lo que puedes hacer en las aguas de cala Pregonda, esta playa también cuenta con una piscina de mar natural que hará que te sientas de lo más especial. Cubierta por rocas, sin necesidad de llenarla año tras año como aquella que tienes en casa, aquí te refugiarás en la tranquilidad y empuje de las olas. Ideal para estar horas antes de volver a caminar sin duda es uno de los pequeños atractivos que forman la playa.

¿Cómo podemos llegar hasta cala Pregonda?

Ahora que somos conscientes de todos los encantos que tiene cala Pregonda lo siguiente que debemos saber es cómo llegar hasta este paraíso en el planeta Tierra. Si bien es un sitio que merece nuestra atención es importante valorar la temperatura cuando vayamos a cruzar la playa andando. Perfectamente accesible en coche aunque solo hasta Benimel, esta posibilidad nos facilita bastante las cosas.

Desde Ciutadella, la antigua capital de Menorca, tardaremos en coche solo cuarenta y cinco minutos. Sabido esto, para poder disfrutar de la playa en todo su esplendor, lo ideal es que alquilemos un vehículo y podamos así ir con nuestra pareja o grupo de amigos de forma libre. Desde el parking de Benimel (donde dejarás el coche porque los de la cala a la que vas son privados) tan solo te separan veinticinco minutos del paraíso.

Cala Pregonda, a pesar de que se encuentra fuera de los espacios turísticos más transitados, es una de las playas más bonitas de Menorca. Si vienes hasta la isla para estar un tiempo de vacaciones sin ninguna prisa recomendamos que hagas una pequeña visita. Sin instalaciones alrededor y con ambiente completamente selvático, es por ahora la única arena roja que encontrarás por la zona.

¿Dónde podemos dormir en Cala Pregonda?

Cuando vamos de vacaciones a cualquier parte que no es donde residimos, lo segundo que pensamos después de ver qué vamos a hacer en el lugar es dónde dormir. En Cala Pregonda, al tratarse de un destino de costa que está más o menos frecuentado por extranjeros, también tiene de esto. Si bien la zona es semi salvaje (el único chalet que hay en la playa es lo que nos impide decir que estamos en terreno completamente virgen) sus alrededores son otra cosa.

Menorca, que destaca por ser una isla de lo más turística, dispone de todo tipo de hoteles, apartamentos y pisos vacacionales en los que podemos pasar unos días de lo más agradable. Si desde hace tiempo vienes programando un viaje en familia, con tu pareja o grupo de amigos estás delante de la empresa perfecta para que te indique cuál es el alojamiento que mejor se adapta a lo que precisas.

HOMEnFUN, agencia especializada en la gestión de apartamentos turísticos, cuenta con un importante volumen de alternativas para que descanses durante tus días de vacaciones. Con personal cualificado y que está al tanto de lo que te hace falta en todo momento se hace mucho más sencilla la estancia. Dicho esto, si quieres liberarte de la presión que supone hacerte con una habitación, ¿a qué esperas para llamarnos?

¡Ya lo sabes! Cala Pregonda es un espacio de arena y mar que no verás en casi ninguna otra parte. Con todas las garantías de que pronto la recuperarás a tus amigos, solo nos queda decirte que estamos a tu completa disposición para que disfrutes de esas vacaciones que todavía no te has permitido. Si soñabas con un apartado único dentro de la propia Tierra has llegado al sitio perfecto.