Cuando hablamos de encaminar un negocio de éxito en el sector del alquiler de viviendas turísticas tenemos que tener en cuenta factores como los ingresos y la rentabilidad. Aquí entran aspectos como el mantenimiento de una vivienda sostenible y duradera, junto con otras causas importantes que se deben de considerar.

Estos 5 consejos te ayudarán a aumentar la rentabilidad de tu alquiler vacacional

A continuación te daremos unos consejos para mejorar la rentabilidad en el alquiler de tu vivienda turística. 5 consejos que, según Simon Lehmann – CEO y cofundador de AJL Atelier, además de orador público muy respetado, emotivo y auténtico en todo el mundo – son claves para dirigir tu negocio al éxito. 

  1. Comprende y evalúa los costes fijos y variables de la vivienda, teniendo en cuenta que los gastos variables pueden cambiar según el número de reservas. Aunque al principio pueda parecer menos importante, cuando se recibe un volumen alto de reservas el mínimo gasto se multiplica, por eso, es importante sumar todos los gastos correctamente. Los costes fijos más comunes pueden ser: pagos de la hipoteca, sueldos, seguros, impuestos inmobiliarios y suscripciones a internet y al cable. Los costes variables pueden ser: las tasas y comisiones de reserva de terceros, gastos de marketing, tasas de servicios públicos, servicio de limpieza y gastos de reparación
  2. Medir los costes de adquisición tanto de los propietarios (si eres una empresa que gestiona varios apartamentos turísticos) como de los clientes. Este cálculo te ayudará a equilibrar la rentabilidad y sabrás si tu negocio es viable y si está enfocado con la estrategia correcta. Para la adquisición de nuevos inquilinos se deberán de tener en cuenta, por ejemplo, los costes de marketing, el equipo de ventas y las comisiones. Suma todos los gastos que necesitas para recibir reservas y divídelo por el número de clientes que hayas adquirido. También es importante tener un control de los huéspedes que repiten su reserva, así como utilizar estrategias tanto para reservas directas de web como reservas indirectas con plataformas como Airbnb, Booking y Homyspace. Para la adquisición de nuevos propietarios puedes sumar, por ejemplo, los nuevos contratos y las tareas de administración.
  3. Prioriza la rentabilidad de tu alquiler vacacional. Esto significa que debes ir revisando, por lo menos una vez al año, las viviendas que estás gestionando. Si bien hay algunas que no están dando beneficio, puedes cuestionarte si estás empleando una buena estrategia o investigar los factores, tanto internos como externos, para saber si está influyendo en las reservas y ver si realmente merece la pena gestionar esa vivienda. También puedes valorar la comisión flexible, esto te permitirá adaptar tus estrategias según la demanda que se genere por las diferentes épocas del año. Te será muy beneficioso si bien la vivienda se encuentra en la playa, en un centro urbano o en la montaña. Se prevé un aumento del alquiler vacacional de viviendas, por lo que debes de prepararte para este cambio y saber diferenciarte de la competencia. Funciones como una buena atención al cliente, destacar tus alojamientos, venderlos como únicos y automatizar algunas tareas para llevar una buena comunicación, hará que tu negocio resalte y crezca.
  4. Analiza los costes de explotación y redúcelos. Lehmann dice que es recomendable «hacer un control de costes adecuado al menos una vez al año, si no dos» y mantener un equilibrio entre los costes fijos y los variables. Si quieres reducir los costes de explotación, puedes considerar renegociar los contratos actuales, hacer un seguimiento de los gastos del propietario como las reposiciones de inventario y puedes revisar tu póliza de seguro para saber en qué consiste exactamente y ver de qué reclamaciones o daños estás protegido. La tecnología también puede ser útil para reducir dichos costes en funciones como: añadir cerraduras digitales, termostatos gestionables en la distancia, sistemas de seguridad inteligentes, etc.
  5. Revisa constantemente qué comunicación y comisión das a los propietarios para poder ser flexible y que sea más fácil adaptarse a los cambios. Tener una buena comunicación con los propietarios hará que generéis una relación de confianza y así, generar un plan de marketing que sea también adecuado con lo que ellos quieren. También debes de dar valor a los servicios que ofreces para que sean conscientes de todo el trabajo que hay detrás.

Estamos seguros de que si sigues estos 5 consejos para mejorar la rentabilidad del alquiler vacacional podrás aumentar los beneficios de tu negocio.

Dejando a un lado la parte más técnica y dando a fluir más la creatividad y el trabajo visual, es importante saber que hoy en día, debido al volumen de competencia que hay con el fácil acceso a internet y la aparición de las redes sociales, se tiene que tener claro el perfil que se está dando a la plataforma empresarial para poder mejorar la rentabilidad del alquiler vacacional también desde este enfoque. Tener un buen perfil en las plataformas actuales de alquiler vacacional ayudará a diferenciarte del resto. Por lo tanto, debes de ver si la imagen que das de tu negocio es atractiva, ya que, será en lo primero que se fijen los huéspedes a través de las fotografías del anuncio, junto con la buena calidad de las fotografías y la decoración del hogar. Debes de ponerte en la posición de los inquilinos que van a alojarse para hacerles sentir especiales en sus vacaciones; será su hogar esos días y la experiencia que se lleven debe de ser positiva.

Es importante conocer tu público objetivo. Alojarás a familias, gente joven, viajeros de negocios… Esto es algo que puedes intuir según donde esté situada la vivienda (ciudad, barrio, locales y zonas turísticas que se encuentren alrededor, cerca del aeropuerto, etc.) y según cómo sean las características del inmueble (apartamento amplio, dúplex, tipo estudio, etc.). Una vez analizado el target, adapta la vivienda para generar el ambiente ideal teniendo en consideración los colores, los muebles, la iluminación y todo lo necesario para darle personalidad al espacio. 

En cuánto a la descripción que le des a tu piso turístico, este debe de ser creativo. Recomendamos redactar un texto resaltando detalles que puedan ser únicos y destacar zonas del barrio atractivas para que los huéspedes sientan que es la mejor opción. Además, puedes enumerar los servicios más destacables de tu vivienda como wifi, parking, utensilios básicos en la cocina o baño, y remarcar dónde dormirán y qué tipo de camas hay en cada habitación.

Por último, dejar claro que la opinión de los huéspedes es primordial para que el negocio funcione, y es nuestro deber cuidarlos y hacer que se sientan a gusto para que puedan repetir con nosotros, o, por lo menos, dejarnos una buena recomendación.

En HOMEnFUN nos encargamos de toda la gestión que conlleva tener un alquiler turístico. La comunicación que tenemos, tanto con los propietarios como con los huéspedes, es lo más importante para nosotros. Estamos aquí para ofrecer la máxima rentabilidad a nuestros alojamientos turísticos, además de ofrecer un servicio de restauración y decoración en los apartamentos para adaptarlos a atraer el mayor número de reservas.