El crecimiento de los apartamentos turísticos como modelo de reserva para nuestras vacaciones, ha provocado una estampida de empresas de alquiler vacacional que se encargan de todo lo que tiene que ver con nuestro alojamiento y el trato directo con el huésped. Si viajas a menudo o estás al día de las nuevas formas de residencia, te habrás dado cuenta de lo mucho que han evolucionado estos ejemplos.

La comodidad que otorga un piso para corta estancia se ha puesto por delante de la frialdad de los hoteles y hoy, son muchas las personas que prefieren disfrutar de un espacio más intimo (y barato) para sus días de vacaciones. Gracias a este raciocinio, las firmas que gestionan los alojamientos se han disparado y actualmente contamos con un abanico de opciones para que nosotros, como propietarios del inmueble, no tengamos que preocuparnos de nada más.

¿Cuáles son las ventajas de las empresas de alquiler vacacional?

Tanto si llevamos un tiempo con nuestros alojamientos turísticos como si acabamos de comenzar en este negocio, debemos tener en cuenta las empresas de alquiler vacacional puesto que en algún momento podemos requerir de sus niveles expertos o tirar de un personal cualificado para el trabajo. Existen cantidad de razones por las que contratar estos servicios nos facilitan bastante la vida así que no debes ignorarlas. A continuación, te dejamos con varias recomendaciones que te harán pensar:

Estudio del inmueble

Ni todos los apartamentos son iguales ni tampoco hay las mismas normas para cada una de las ciudades en las que puedes tener tu sitio. Dependiendo de lo establecido en el ayuntamiento tú podrás contar con un modelo de casa vacacional que nada tiene que ver con otra que hay en el pueblo vecino. Las empresas especializadas, para que tú no te vuelvas loco, hacen un estudio inicial de todos estos puntos y desde aquí se comienza a trabajar.

Dejando temas burocráticos a profesionales tú tienes más tiempo para invertir en campañas de marketing, estrategia de negocio y demás cosas que debes valorar para que, con el paso de los meses, todo salga como habías imaginado. Si hay muchas otras metas que te tienes que poner y con las que nadie te puede ayudar, ¿por qué no delegar el punto más importante de tu proyecto en quien sabe hacerlo?

Documentación legal

La documentación que necesitas para dar de alta un apartamento turístico puede ser muy diferente dependiendo de la ciudad en la que te encuentres. Mientras tú puedes tardar semanas o meses con este paso, las empresas de alquiler vacacional ya han trabajado lo suficiente este tema como para hacerlo en pocos días. Aquí, el beneficio se ve por sí solo puesto que estamos hablando de inversión de tiempo que seguramente necesites para otras cosas.

La licencia turística, que es obligatoria para cualquier alojamiento vacacional que quieras poner en marcha, pasa a formar parte de la compañía con la que trabajas y sobre la que has depositado toda tu confianza. A razón de que cada ayuntamiento cuenta con sus propias normas, aquí te ahorras muchos quebraderos de cabeza y, por una cantidad razonable que acuerdes con la firma, lo dejarás todo hecho.

Inspección del apartamento

No todos los alojamientos están capacitados para recibir huéspedes. Este punto es otro de lo que debes cubrir cuando estás mirando cómo meterte en este negocio. Las empresas de alquiler vacacional, con todas las garantías que supone el paso, se encargan de hacer la revisión que el alojamiento precisa antes de que cualquier pareja o grupo de personas pueda «entrar a vivir»

A pesar de lo que podamos creer, este es uno de los puntos fundamentales para que tu casa turística comience con buen pie en la rutina de este negocio. Una vez aprobado, las revisiones se harán de forma periódica y lógicamente, si tienes personal especializado en el que delegar la tarea tú no te preocuparás por nada que no sea estar pendiente de todo lo que necesita tu alojamiento para ser el mejor de la zona.

Ajuste de tarifas

La tarifa de un apartamento turístico varía no solo dependiendo de la ubicación que tenga éste sino también por la temporada en la que nos encontremos. Si disponemos de una casa en la playa el precio no puede ser el mismo en los meses de verano que cuando vamos a dar una vuelta por el paseo marítimo en invierno. Las empresas de alquiler vacacional, una vez más, tienen en cuenta todos estos detalles para que el propietario no se moleste en cosas que ciertamente, no le incumben.

Por sencillo que parezca, cuando recién hemos empezado con los apartamentos, llevar el control de las tarifas con respecto a las temporadas no es una tarea sencilla. Si cedes este trabajo a alguien que está acostumbrado a las crecidas y desplomes del turismo por la zona, estarás invirtiendo tiempo en la calidad de vida que necesitas para continuar con un negocio que tiene mucho que hacer.

Entrada/salida de los huéspedes

Las empresas de alquiler vacacional también pueden encargarse de la entrada o salida de los huéspedes en nuestros apartamentos turísticos. Bautizado hace años como check in y check out en España, esta tarea suele ocupar bastante tiempo a los propietarios y, si dejamos que personal experto se encargue de ello, seguramente estemos acertando en calidad de vida en el trabajo.

Cuando recién hemos comenzado nos podemos encargar nosotros personalmente de todo pero, en el momento en que nuestro alojamiento comienza a recibir visitas y tener reservas periódicas, la necesidad de un equipo coordinado o de delegar algunas tareas en profesionales que se dedican a las mismas se hace más latente. ¿Imaginas un local con más de cien concertados al día y que lo maneje una sola persona?

Gestión de reservas

La gestión de reservas no solo se limita a la salida y entrada de los inquilinos. El proceso, que es la cadena de acciones a través de la que una persona está cogiendo el apartamento, resulta mucho más compleja y debemos estar al tanto de cualquier imprevisto si queremos que todo salga bien. Las empresas de alquiler vacacional, acostumbradas a todo tipo de situaciones, también tienen un apartado para esto.

Contratando personal cualificado tú no tendrás que trabajar durante los fines de semana. Como pasa en casi cualquier casa turística, las reservas serán mucho más altas durante festivos o cuando llega el viernes por la tarde. Esto, cuando hemos comenzado con nuestro espacio no supone un problema pero con el tiempo se vuelve una actividad tediosa que nos gustaría haber dejado en otras manos. ¿No estás de acuerdo?