Tenemos más plazas de España repartidas por el mundo que dentro de él. La semana pasada hicimos un pequeño repaso por aquellos «centros de reunión» que definían una ciudad y hoy queremos mirar hacia ellos pero desde el punto de vista del extranjero y su conexión con el castellano. Unas veces como homenaje y otras por mera curiosidad, nos encontramos con un sinfín de oportunidades para recordar de donde venimos.

Con una presencia fuerte en muchos países, España cuenta con multitud de plazas donde se hace referencia a la Historia que con los años hemos ido creando. Si bien puede que no sea el reclamo turístico más importante, sí que resulta curioso conocer la situación de cada una de ellas, el por qué de su construcción o cuáles son las más representativas hasta la fecha en la que redactamos. ¿Te gustaría conocerlas?

¿Cuáles son las plazas de España fuera del país más importantes?

¿Sabías que la figura de Don Quijote y Sancho Panza no se encuentra solo en la Plaza Mayor de Madrid? Cargada de citas y anécdotas dignas de conocer las Plazas de España fuera del país tienen mucho que ofrecernos. A pesar de que no vamos a poner todas las que existen (necesitaríamos un artículo aún más extenso) sí que queremos hacer un pequeño recorrido por aquellas que más gustan o mejores reseñas tienen. A continuación, nuestra humilde lista:

Lisboa (Portugal)

En un reñido pulso con Bruselas, nuestro país vecino podría tener la más famosa de todas. La Praça de Espanha de Lisboa está rodeada por las parroquias de Nuestra Señora de Fátima, Campolide y Santo Domingo de Benfica lo que la hace centro de peregrinación para muchos. En 1998 se reformó el Arco de Sao Bento que, aunque durante una temporada lo trasladaron a su lugar de origen (en la calle del mismo nombre) actualmente se encuentra aquí suponiendo un elemento clave de dicha explanada.

Lisboa, ciudad que se ha utilizado como recurso de viaje para muchos españoles (gracias a su relativa cercanía) es un sitio perfecto para visitar en cualquier época del año. Agradable de principio a fin, resulta fantástica para perderse durante un fin de semana largo o una pequeña escapada. La Torre de Belém, el Castillo de San Jorge o la Plaza de Comercio son parte de lo mucho que tienes que ver aquí. ¿Cuándo vienes?

Don Quijote y Sancho Panza en una de las plazas de España

Plaza España de Bruselas, Bélgica

Bruselas (Bélgica)

De todas las Plazas de España que hay en el mundo la de Bruselas es reconocida (entre otras cosas) gracias a la escultura de Don Quijote y Sancho Panza. Situada en el corazón de la ciudad, la Place d Espagne-Spanjeplein es el sitio de queda para todos los turistas que llegan a la metrópolis. La estatua, que se colocó como homenaje a la lengua española, es un reclamo fotográfico para los amantes de la cultura.

Bruselas, como capital de Europa, siempre ha llamado mucho la atención. Si bien no estamos ante la ciudad que más se visita por los extranjeros, sí que cuenta con cantidad de cosas para ver. Desde las Galerías de Saint Hubert hasta el famoso Atomium pasando por una ruta del cómic (a pie de calle) que no te puedes perder, son infinitas las aventuras que vivirás en cada uno de sus rincones. ¿Te gusta la cerveza? ¡Bélgica es como un paraíso!

Roma también triunfa entre las Plazas de España

Plaza de España en Roma, Italia

Roma (Italia)

Construida en 1480, la Piazza di Spagna de Roma es la más antigua de todas. Italia, que siempre encuentra referencias que hacer de nuestro país, la situó en uno de los centros turísticos de la ciudad. A su alrededor vemos la sede de la Orden de Malta, la famosa Fontana della Barcaccia o la iglesia de la Trinita dei Monti. Desde aquí, que se puede ir a muchos otros sitios de la metrópolis, muchos visitantes comienzan sus rutas.

Establecida como uno de los destinos al que todos queremos ir al menos una vez en la vida, pocas son las ciudades en las que tenemos tanto que ver como en Roma. Desde el Coliseo hasta la Fontana di Trevi pasando por la famosa Basílica de San Pedro tienes mucho para elegir. Como lugar, si te gusta el arte y la Historia aquí no habrá rincón que se te resista por más que quieras esconderte.

Mostar tiene una de las plazas de España más históricas

Plaza de España en Mostar, Bosnia

Mostar (Bosnia)

De todas las Plazas de España por Europa la de Mostar puede ser una de las más significativas. Conocida como tal desde 1995, no fue hasta el año 2012 cuando el rey del país la inauguró con el mismo nombre. El conjunto, construido en honor a los veintidós militares españoles caídos en un acto de servicio, la ciudad se muestra orgullosa de haber destinado algo tan particular y merecido para los héroes.

Bosnia, que durante años fue país en guerra, cuenta con cantidad de sitios bonitos para ver. Mostar, que no es la capital pero sí una de las ciudades más visitadas, Perfecta para hacerse a pie y con mucho encanto urbano, lo recomendable es pasear por el casco histórico donde los diferentes estilos arquitectónicos se dan la mano. Por supuesto también es un sitio en el que tenemos que ver las mezquitas (dos son las más representativas) así como sus ruinas de guerra.

Tetuán tiene una de las Plazas de España más antiguas

Plaza de España en Tetuán, Marruecos

Tetuán (Marruecos)

En 1860, durante el reinado de Isabel II, España conquista la ciudad de Tetuán y para celebrarlo colocó árboles y luces al Feddán. El sitio, que continuaría con el mismo nombre para el Protectorado español en Marruecos, recuperó su esencia poco a poco y hoy tiene muchas cosas de entonces cambiadas. La plaza, considerada centro de reunión global, solo cuenta con el Palacio del Califa, el Instituto Cervantes y el Teatro español.

Aunque el centro turístico está justo en esta plaza (sobre todo porque te lleva al resto de direcciones) no puedes marcharte de Tetuán sin pasar por la Medina. Si bien en Marruecos tenemos algunas más grandes e impresionantes lo cierto es que ésta es la más auténtica que hay en el país. Sus mercados de artesanía, la comida callejera o la arquitectura sobre la que está construida son algunas de las mejores cosas que definen el sitio.