Después del año que hemos vivido, la lista de pueblos bonitos de España 2021 es una de las más esperadas. Como cada mes de Enero, después de haber celebrado el 31 de diciembre con nuestros seres queridos, las empresas sacan a la luz aquellos sitios que tenemos que apuntar en la agenda y sobre los que ponemos nuevas esperanzas de viaje. Con mucho esfuerzo y mirando cuáles han sido las reservas de los ciudadanos, nos encontramos ante espacios que seguramente ni siquiera conocíamos.

La asamblea de la asociación de Los Pueblos más bonitos de España se ha reunido como cada año para hacer criba de esos sitios que merece la pena visitar y que tú deberás tener en cuenta de cara a los días del año que nos quedan por vivir. Distribuidos a lo largo de toda la Península Ibérica, desde hoy contamos con muchos otros sitios en los que nos gustará estar y compartir con esas personas a las que queremos. Con cantidad de cosas a su favor, si estamos pensando en movernos de aquí a unas semanas, quizás sean una buena idea de destino.

¿Cuáles son los pueblos bonitos de España 2021?

Tras un año marcado por la presencia del coronavirus han sido muchas las cosas que hemos dejado de hacer. Los viajes, que han estado parados para todo el mundo, quedaron limitados a ese lugar que teníamos más próximo y ahora, de cara a los nuevos confinamientos es importante que los tengamos muy en cuenta porque puede ser parte de lo que hagamos en este 2021. Los pueblos bonitos de España 2021, que son todos los que vamos a nombrar pero que sin nos ponemos a mirar nos daremos cuenta de que habría muchos otros, los tienes a continuación:

Bulnes (Asturias)

Bulnes (Asturias)

Completamente inmerso en la naturaleza, Bulnes es uno de los mejores lugares de Asturias a los que poder escapar. Sus casas hechas de piedra caliza y tejados rojos son una representación de cómo vive el lugareño de aquí y es que, como si fuesen cabañas comparadas con pequeños fuertes, el estilo hace que el pueblo tome una característica única y muy difícil de ubicar. Conectado con los Picos de Europa, son muchas las personas que buscan cómo llegar para presenciar una de las maravillas del mundo.

Con poco más de treinta habitantes este pueblo ha mantenido intacto su patrimonio durante toda la vida. El hecho de que podamos llegar a él solo a través del funicular o caminando por alguna de las rutas que hay guiadas es lo que consigue que no todo el mundo llegue aquí con el fin de hacer el turismo tradicional que todos conocemos. El tren-cremallera, que funciona desde comienzos de siglo, ha servido para que todo aquel que quiera encontrar un rincón medio de la naturaleza tenga la oportunidad.

Beget (Girona)

Beget (Girona)

Si los treinta habitantes de Bulnes te parecen escasos debes saber que en Beget solo contamos con veinte registrados. Este pueblo medieval, situado en la provincia de Girona, ha mantenido la mayor parte de su patrimonio gracias a la desconexión que tiene con el mundo y es que son muy pocos los que se acercan hasta aquí con ganas de hacer turismo. Situado en la Alta Garrotxa, un espacio de interés cultural que reúne las zonas de antes de Los Pirineos, es un sitio perfecto para hacer senderismo.

El deporte y estar en contacto con la naturaleza es uno de los grandes atractivos de este pequeño pueblo en las alturas pero, para los que quieren hacer esos paseos donde descubrir algo, también cuenta con la iglesia de Sant Cristofol, un templo de estilo románico que se declaró Bien Cultural de Interés Nacional y al que han llegado muchos admiradores. Esto, unido de los paseos que podemos dar por su diminuto casco, son algunas de las cosas que lo hacen tan especial como en realidad es.

Molinaseca (León)

Molinaseca (León)

Reconocido por ser una de las paradas más famosas del Camino de Santiago, Molinaseca es uno de los pueblos bonitos de España 2021 gracias al diseño medieval de sus calles y la arquitectura de época que todavía dibuja su casco histórico. Con cantidad de monumentos que visitar, este verano ha sido uno de los grandes nombres en las escapadas y ahora, para las organizaciones que elaboran las listas del años, se le ha puesto como el mejor destino para desconectar de la ciudad.

La calle Real y el Puente de los Peregrinos son dos de las recomendaciones que hacen todas las personas que han paseado por aquí. Al margen, en Molinaseca también tenemos manjares para comer y es que su gastronomía ha hecho las delicias de los turistas más exquisitos. Desde los pimientos asados hasta las castañas más ricas que te puedas llevar a la boca hay un sinfín de platos que podemos descubrir. Sabido todo esto, si vives en León o por los alrededores, ¿qué te falta para coger el coche y acercarte?