Plantear unas vacaciones en Menorca puede que sea la mejor alternativa para este verano. Sin moverte del país tienes frente a ti un lugar que parece sacado de otro mundo. Con cantidad de lugares para visitar y con opciones con las que desconectar de tu vida diaria, esta isla tiene un encanto particular que no pasa por alto. Tanto si buscas destinos para estar en familia como con amigos, seguramente la decisión sea acertada.

Situada en las Islas Baleares, Menorca fue declarada Reserva de Biosfera el 8 de octubre de 1993 por la Unesco. Actualmente, gracias a la buena promoción que se le ha hecho desde siempre, cuenta con un importante volumen de turismo que quiere de alguna forma, salir de su rutina. Se estima que en verano la población supera los 200.000 habitantes a consecuencia de todas las personas que vienen atrapadas por su belleza. ¿Te gustaría saber por qué es un sitio tan interesante?

¿Cuáles son las razones para estar de vacaciones en Menorca?

Solo con buscar imágenes de la isla en Internet ya deberías de tener una razón de peso para considerar una escapada. Las vacaciones en Menorca como destino han aumentado con el paso del tiempo y buena culpa tiene de esto las diversas experiencias que viven aquí los turistas. Personas de todas partes del mundo que quieren disfrutar de unos días de tranquilidad la citan en su punto de mira. A continuación, te dejamos algunos motivos para que tú también te lo plantees:

Días de playa

Si Tossa del Mar en Costa Brava es un lugar perfecto para disfrutar de unos días de playa, cuando llegues a Menorca pensarás que te encuentras en el mismo paraíso. Cualquier extensión de arena que hayas visto en una película de Hollywood te parecerá poca cosa al lado de lo que tienes aquí. Desde la Macarella hasta la cala Galdana nos encontramos con verdaderas estampas de postal. El color azul turquesa de sus aguas es uno de los principales atractivos pero cuando estás allí, te das cuenta de que siempre hay mucho más.

Puerto de Mahón

Seguimos disfrutando de la costa gracias al puerto de Mahón. Cuando vayas a Menorca está casi obligado pasar por aquí simplemente por las vistas. Nos encontramos con el embarcadero más grande del Mediterráneo y el segundo más grande del mundo (el primero es el de Shanghai, en China) Aunque pienses en estos como algo de carga y descarga, atrévete a mirar las vistas y sabrás por qué todo el mundo lo recomienda.

Salir de compras

¿Puede haber algo más típico cuando estamos de viaje que las compras? Pasamos del sol y la arena a meternos en pleno casco antigo. Más allá de todo el ambiente marinero que resalta, existe una importante historia a su alrededor que merece la pena descubrir. Si estás de tiendas no puedes no comprar zapatos artesanales pues muchos turistas vienen solo con la idea de hacerse con ellos. ¡Te quedarás sorprendido con el trabajo!

Legado arquitectónico

Seguimos alejados de las playas para hablar del legado arquitectónico que tiene la isla. Si quieres admirar diferentes tipos de belleza en Menorca, tienes que pasear por el poblado talayótico de Torre d´en Galmes. Conservada de manera soberbia, se presenta como una oportunidad para conocer las entrañas de un sitio que por norma, se visita para admirar el color de sus aguas. ¿Has pensado en todo lo que te queda por descubrir?

Probar la caldereta de langosta

Como cualquier otra sitio al que vamos de vacaciones, Menorca también tiene cantidad de ofertas gastronómicas de las que podemos disfrutar. Uno de los platos típicos es la caldereta de langosta y todos los que la hemos probado sabemos que es un placer para el paladar. Ciertamente, no puedes irte de la isla sin haber pedido esto pero, si no te gusta el marisco o eres vegetariano, tienes muchas otras cosas disponibles para ti.

Al igual que el sitio dónde vamos a hospedarnos, saber qué comer cuando estamos de vacaciones nos ahorrará mucho tiempo. En Menorca, además de esta famosa caldereta también tenemos el queso de Mahón, la pomada o las berengenas al horno. Sabido esto, solo tienes que acercarte a uno de los restaurantes que se recomiendan a fin de que te pongan solo lo mejor.

¿Dónde duermo en mis vacaciones por Menorca?

Una vez que hemos visto todo lo que podemos hacer y estar entusiasmados con la idea de disfrutar de este viaje, lo siguiente es saber dónde nos quedamos para el descando. Cuando estamos fuera de casa es fundamental dormir bien y recuperar fuerzas para estar en condiciones el día siguiente. Esto para muchos se convierte en un conflicto pues, por experiencias anteriores van con cautela sobre dónde se quedan.

Las noches de hotel siguen siendo lo más popular a la hora de reservar un espacio en el que dormir. Si encontramos una buena oferta dónde tengamos una estancia de lujo al mejor precio, normalmente nos vamos a quedar con ella y es que aquí los hostales también juegan un papel protagonista. Sin embargo, el alquiler vacacional está cogiendo mucha fuerza y es que por el mismo dinero podemos tener un apartamente completamente para nosotros. ¿Alguna vez te has animado a probarlo?

Los apartamentos o casas vacacionales (espacio reservados para turistas por temporadas) han aumentado su demanda con el paso de los años. Si bien antes lo teníamos únicamente como opción o como forma de ahorrar dinero, hoy grupos de amigos o parejas lo tienen como primera instancia y esto, ha hecho que cada vez coja más fuerza hasta tal punto de que las familias numerosas también miran si hay sitio para ellos.

HOMEnFUN es una compañía que se dedica a negociar con los mejores apartamentos de la zona. En el caso de Menorca, si viajas y lo único que quieres es estar tranquilo lo ideal es que dejes la gestión del sitio donde vas a dormir a los que trabajan aquí. Profesionales con años de experiencia y una verdadera pasión por lo que hacen, son los rostros que tienes a tu disposición. ¿Buscas algo que realmente te sorprenda y que no te cueste mucho dinero? ¡Ya tardas en descolgar el teléfono!