Pueblos costeros con encanto, ¡quince localidades que merecen una visita!

Ago 22, 2019 · por HomenFun

Los pueblos costeros en España son una oportunidad de conocer algo que va más allá de las ciudades o de las playas en las que tanto nos gusta tumbarnos. Si bien la denominación ya indica que vamos a pasar por acantilados u orillas, lo cierto es que cualquier terreno que se encuentre en esta situación es mucho más que las aguas donde estás deseando darte un baño o navegar hasta que tus ojos se pierdan.

Desde Galicia hasta las islas Baleares pasando por Andalucía pasando por Girona o el País Vasco, en España hay cantidad de pueblos de los que podemos disfrutar de una forma única. Cada uno con sus particularidades, si lo que quieres es hacer algo diferente pero seguir sintiendo la esencia del producto nacional, tienes todo lo que necesitas y mucho más en determinados rincones del país. ¿Te gustaría saber cuáles son los de mayor encanto hasta la fecha?

¿Cuáles son los pueblos costeros de España con mayor encanto?

Es complicado escoger, de todos los pueblos costeros que hay en el país, solo veinte para hacer una lista de aquellos sitios que no te debes perder si estás por España y quieres disfrutar de playas o puntos de agua pero de una forma algo distinta. A pesar de que hay muchos más y que deberías elaborar tu propio listado en base a la experiencia, aquí te dejamos con algunos de nuestros favoritos:

Cabo de Palos (Murcia)

Cabo de Palos (Murcia)

Con un fondo marino impactante, Cabo de Palos tiene una de las reservas más importantes del Mediterráneo. Si bien cualquier otro pueblo costero podría haber ocupado este puesto, lo cierto es que hay algo de encanto en éste que no tienen los demás. Su faro, que sirve de guía para más de 50.000 barcos que durante el año navegan por sus costas, lleva encendido desde 1865. La panorámica además, nos permite divisar La Manga y hoy sirve como reclamo turístico incluso cuando hablamos de españoles que vienen desde otra ciudad.

De ambiente tranquilo y perfecto para parejas que quieren descansar, Cabo de Palos cuenta también con bonitas playas y calas donde podemos hacer deportes acuáticos. La de Levante está conectada directamente con la Manga y durante el día podemos ver grupos de todos los estilos que hacen snorkel o que simplemente, quieren tumbarse en la arena y disfrutar de las vistas. ¿Te animas a venir?

Agua Amarga en Níjar (Almería)

Agua Amarga (Níjar, Almería)

Agua Amarga podría considerarse uno de los pueblos costeros más bonitos de Andalucía. Situado en el municipio de Níjar, su playa está en la lista de bandera azul de 2019. La tranquilidad de sus calles y la belleza rústica del lugar hace que pienses en los rincones más desconocidos de Mykonos. A pesar de su diminuto tamaño, se convierte en un foco turístico fuerte durante los meses de verano.

Si Agua Amarga como espacio de baño se te queda pequeño, bueno es saber que puedes llegar a otras playas andando. La cala de Enmedio, es uno de los tramos virginales de Almería. Desde aquí además, podemos visitar Mesa Roldán; un antiguo domo volcánico que se encuentra en la cima y desde donde podemos deleitarnos con vistas únicas de todas las playas que hay alrededor. ¡No te vayas sin comprobarlo!

Fornells en Menorca (Islas Baleares)

Fornells (Menorca, Islas Baleares)

Para los que buscan un pueblo marinero anclado en el tiempo, Fornells puede ser la parada perfecta. Rodado de pequeñas islas, casas de color blanco y calas casi vírgenes, nos encontramos ante uno de los de visita obligada si te encuentras por Menorca. La pureza de su entorno y los lugareños que siguen aquí (además de las cristalinas aguas en las que darte un baño) son dos de los atractivos fuertes del lugar.

Como pequeño pueblo de costa, Fornells sigue teniendo la pesca como sustento principal. La langosta roja es la demanda más alta de sus aguas. Capturada de forma artesanal mediante trampas en el fondo del mar, se cocina después en forma de caldereta resultando ser un placer para todos los sentidos. Vendido como plato típico de la zona, cuando llegues aquí, no puedes dejar de probarla especialmente si eres amante de los crustáceos.

La isla de San Nicolás en Lekeitio (Vizcaya, País Vasco)

Lekeitio (Vizcaya, País Vasco)

¿Buscando un paraíso costero en España? Lekeitio, una localidad de Vizcaya cada vez más popular, podría ser la alternativa para aquellas personas que no quieren salir del país. Con un casco histórico que merece la pena descubrir, paseando por sus calles parecerá que estás como en otro mundo. A pesar de que no cuenta con más de siete mil habitantes, en el centro tenemos la Basílica de la Asunción de Santa María, la iglesia con el tercer retablo más grande de la Península Ibérica.

La isla de San Nicolás es uno de los reclamos turísticos más importantes de Lekeitio. Situada no muy lejos de la playa de Karraspio (desde la que se puede acceder a pie cuando la marea está baja) nos encontramos ante un espacio de tierra con mucha Historia. Según algunos documentos, durante la Edad Media se usó para trasladar a los enfermos de lepra con el fin de evitar el contagio. Hoy millones de personas de todo el mundo quedan perplejos con ella. ¿Serás tú uno de ellos?

Comillas (Cantabria)

Comillas (Cantabria)

Uno de los pueblos costeros más llamativos de España se encuentra en Cantabria. De belleza rústica sin precedentes, nos encontramos ante un lugar que cualquiera de nosotros debería visitar tarde o temprano. Su playa, a la que podemos acceder desde el casco histórico, es uno de los reclamos turísticos más importantes. A pesar de que casi siempre está ocupada por lugareños, lo cierto es que cada vez viene más gente que está de paso para disfrutar de la tranquilidad del mar que la envuelve.

Incluido en el Parque Natural de Oyambre, Comillas destaca también por ser el primer rincón de la Península Ibérica donde se vieron pinturas paleolíticas. La cueva de Meaza, descubierta en 1907, sigue siendo una de las visitas más importantes para expertos o curiosos de la Prehistoria. Si eres de los que está interesado en este tipo de turismo sin duda aquí tienes cantidad de espacio donde disfrutar.

Santa Eulalia, Ibiza (Islas Baleares)

Santa Eulalia (Ibiza, Islas Baleares)

Cuando imaginamos en Ibiza lo habitual es pensar en fiesta, noche y descontrol pero a lo largo de la isla existen verdaderas joyas que van más allá de este planteamiento. Santa Eulalia es un pueblo costero bastante conocido donde la tranquilidad y el descanso son una norma. A la entrada tenemos el Puig de Missa, un importante conjunto arquitectónico que da personalidad al municipio y cuya iglesia es digna de visita. Cargado de calles en las que perdernos, resulta ideal para pasear y alejarnos del mundanal ruido de la ciudad.

Aunque nos encontramos ante el tercer territorio más poblado de Ibiza, Santa Eulalia no tiene tanta repercusión como puede llevarse la ciudad o San Antonio. Gracias a este detalle, si viene en pareja o con un grupo de amigos que prefiera descansar, aquí tienes la oportunidad de dormir y disfrutar de unos días de vacaciones como los de antes. ¡Seguro que regresas al trabajo con las pilas cargadas!

Tazones (Asturias)

Tazones (Asturias)

Tazones es una pequeña joya situada en Asturias que como todos los pueblos de esta lista, merece una detenida visita. Con poco más de 250 habitantes, nos encontramos ante una pequeña localidad con mucha historia. Puerto ballenero en épocas antiguas, uno de los atractivos más importantes son las huellas jurásicas que se hallaron en su playa hace años y que hoy, siguen latentes para cualquier turista que viene de visita.

A lo largo de sus calles empedradas, Tazones construye un municipio único y con muchísimo encanto. Turistas de todo el mundo se han quedado asombrados. Sus casas, coloridas como en ninguna otra parte de Asturias, dibujan un marco perfecto para las tardes de lluvia. Caracterizado por la gastronomía que gasta, aquí además de pasear largas horas también tendrás la oportunidad de comer ricos platos. ¿Necesitas más razones para venir?

Ortigueira (A Coruña)

Ortigueira (A Coruña)

Nuevamente al Norte nos encontramos con un pueblo costero de lo más completo. Su paisaje montañoso es uno de los atractivos que cada año trae un nivel de turismo más alto. Si bien aquí normalmente nos encontramos lugareños, lo cierto es que gracias a sus playas y a la tranquilidad que supone estar por sus tierras, cualquier pareja o grupo de personas que busque otro tipo de aventura se anima a venir hasta aquí.

La costa de Loiba (además del casco antiguo de la localidad) es uno de los referentes de Ortigueira. Las playas de Espasante y la del Picón son imprescindibles si quieres darte un baño y disfrutar de las aguas que recorren este pueblo de montaña tan apacible. Para los más fiesteros además, está el festival de música celta que cada año reúne a personas de todas las edades. ¿Te lo vas a perder?

Tossa de Mar (Girona, Cataluña)

Tossa de Mar (Girona)

El paraíso azul es una parada obligatoria si estás de paso por Girona. En plena Costa Brava, Tossa de Mar es un enclave turístico que viene atrapando grupos de personas desde hace años. Gracias a la Playa Grande (la más famosa del territorio) este pueblo se ha convertido en un reclamo que, para muchos, figura como uno de los destinos más importantes de la zona pero, ¿cuáles son sus otros atractivos?

Al margen de la costa, el casco urbano del municipio cuenta con un encanto singular. Compuesto por calles estrechas y casas de piedra, te parecerá que estás en otro lugar sin haber salido del mismo sitio. A su vez, el barrio de sa Roqueta es uno de los más populares y digno de pasear tranquilamente. Sabido todo esto, Tossa de Mar es sin duda alguna un lugar al que tenemos que venir por lo menos una vez en la vida.

Mazarrón (Murcia)

Mazarrón (Murcia)

Murcia vuelve a darnos otro de los pueblos costeros más bonitos que hayamos visto. Mazarrón, con más de 35 kilómetros de litoral, en este municipio tenemos todo lo que necesitamos para pasar unos días inolvidables. Si bien siempre llaman la atención sus playas (Castelar, Nares, La Pava son algunas de las más recomendadas) el casco histórico merece la pena como ninguno.

La iglesia de San Antonio de Padua, el Castillo de los Vélez o la Torre de los Reyes Católicos son solo algunas de las grandezas que podemos disfrutar aquí. Por si fuese poco, Mazarrón también es famoso gracias al conjunto Romano del Alamillo o las Erosiones de Bolnuevo; dos completos que son de interés turístico global y, aunque para muchos resultan desconocidos, siguen aglutinando visitas de todo el mundo. ¿Serás tú el siguiente?

Peñíscola, (Castellón, Comunidad Valenciana)

Peñíscola (Castellón, Comunidad Valenciana)

Perfecto para visitar en cualquier época del año, Peñíscola es otra de esas zonas de costa que merece la pena descubrir. Con cantidad de espacio para el turismo náutico, se ha convertido en uno de los destinos con mayor número de visitas de forma ininterrumpida. Además de su litoral, en el casco antiguo hay cantidad de atractivos que podemos disfrutar en una bonita tarde de paseo. Desde el Portal de Sant Pere hasta el famoso Castillo de Papa Lua, son muchos los puntos en los que podemos parar para no dejar de admirar lo bonito de esta localidad.

Peñíscola tiene dos playas muy bien diferenciadas. Playa Norte, que como su nombre indica se encuentra en la parte alta del municipio y es la de mayor extensión. Su límite está en Benicarló, otro de los pueblos de la provincia de Castellón. Al sur, como no podría ser de otra manera, está Playa Sur, un territorio mucho más corto pero que contiene las mejores calas de la zona. ¿Te has decidido ya por cuáles vas a visitar?

Pollensa (Mallorca, Islas Baleares)

Pollensa (Mallorca, Islas Baleares)

Hogar de artistas durante la mitad del siglo pasado, Pollensa es uno de los paraísos en España que todo amante de la naturaleza debería de ver. La Sierra de Tramuntana, una cadena montañosa de 90 kilómetros vinculada al Cabo de Fomentor, nos conecta con paisajes de todos los estilos. Las rutas de senderismo son bastante populares aquí y existen empresas y grupos que realizan varias al año. ¡Ideal para hacer algo diferente a todo lo demás!

Con 13 kilómetros de costa, el interior de Pollensa cuenta con algunas de las playas más increíbles que tengamos la oportunidad de ver en el país. Albercuix, Formentor o la de Tamallers son algunas de las que más gustan y por supuesto, funcionan como reclamo turístico en cualquier etapa del año. Si eres de los que disfrutan de lo natural o simplemente quieres estar en un lugar que se parece al paraíso sin duda, debes pasear por aquí.

Motril (Granada, Andalucía)

Motril (Granada, Andalucía)

Aunque para algunos desconocido, Motril también puede ser uno de esos pueblos costeros que merece la pena ver si lo tenemos cerca. Con muchísimos encantos cuando paseamos por el casco antiguo, uno de sus grandes atractivos es que las playas se sitúan a tan solo unos minutos a pie del centro del poblado. La provincia de Granada no es popular por su zona litoral (para muchos incluso, es de las más feas de España) pero lo cierto es que si tenemos calor y queremos refrescarnos, resulta sencillamente perfecto.

El pueblo es bastante pequeño pero cuenta con dos monumentos eclesiásticos que harán las delicias de todos los fans de este tipo de turismo. La iglesia Mayor de la Encarnación y el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza son puntos que no podemos perdernos si estamos paseando por la zona y es que la primera además, está catalogada como un Bien de Interés Cultural gracias a su estilo gótico mudéjar. ¿Te lo vas a perder?

Villajoyosa (Alicante)

Villajoyosa (Alicante)

A tan solo 15 kilómetros del sur de Benidorm nos encontramos con Villajoyosa, un pequeño pueblo de costa que tiene el casco  histórico mejor conservado del país. Sus casas de colores y lo recóndito de sus calles la convierten año tras año, en la postal perfecta para enviar por las vacaciones de verano. A pesar de que el sitio no es el más famoso de la Costa Blanca, lo cierto es que resulta perfecto para aquellas personas que quieren escapar del ruido de la ciudad o del bullicio de sus calles.

Las playas, como para cualquier sitio que tiene kilómetros de litoral, son uno de los reclamos más fuertes para que turistas de todo el mundo se acerquen hasta sus alrededores. El Paradís, La Caleta o la Almadraba son algunas de sus zonas de agua más famosas contando además con que todos los años recibe el galardón de Bandera Azul por el que luchan sin descanso estos fantásticos sitios del país.

Tamarit (Barcelona, Cataluña)

La ciudad condal también cuenta con pueblos costeros que no podemos perdernos. En un punto intermedio entre la capital y Tarragona nos encontramos con Tamarit, un sitio que se ha hecho bastante famoso gracias a la fortaleza medieval de la que es dueño. A pie de playa, esta construcción del siglo XVI conserva de las murallas, las torres y muchas otras cosas que, si eres un apasionado de la Historia en sí te sobrecogerá.

El atractivo del lugar además es que lejos de la bulla que caracteriza a muchos de los rincones de Barcelona, aquí podrás estar tranquilo y sentir que realmente has venido a la playa con el fin de descansar. Son muchas las familias que deciden pasar el día por aquí con sus hijos a fin de estar como en casa pero sabiendo que pueden reponer fuerzas para el resto de la semana. ¿No te parece el plan perfecto?

Apartamentos turísticos en pueblos costeros, ¿cabe la posibilidad?

Los apartamentos turísticos en pueblos costeros se dan cada vez con mayor frecuencia. La fuerte demanda de alquileres vacacionales donde tengamos un sitio en el que dormir pero además sintamos que no nos hemos movido de casa, ha conseguido que personas de todos los estilos aparquen lo que son los hoteles para disfrutar de alternativas como Airbnb o similares. Dicho esto, sea cual sea el lugar de España al que vayas puedes encontrarte con casas o viviendas que están disponibles para tu buen descanso.

En ocasiones, los turistas que deciden hacer una visita mucho más amplia de la provincia o sencillamente quieren disfrutar de unos días de playa pero con el viaje necesitan más que eso, miran alquileres vacacionales que están en la ciudad y desde aquí, ellos pueden moverse libremente sin ningún tipo de problema. Esto siempre ayuda a la persona que no gusta de quedarse en un mismo sitio y, con los días libres que le han dispuesto, apura al máximo para sacar el máximo provecho de aquello que va a ver.

HOMEnFUN, empresa líder en gestión de pisos turísticos que además, se encuentra en Barcelona, es una compañía en la que podemos confiar de no estar muy seguros por el tipo de reserva que tengamos que hacer. Cuando salimos fuera de casa sabemos que es complicado localizar un espacio en el que no solo nos sintamos de vacaciones o con unos días libres sino además, haber ganado en comodidades y que en realidad no nos falte de nada.

Los pueblos costeros llevan siendo un reclamo turístico importante desde hace muchos años. Gracias a esos kilómetros de playa con los que cuenta cada vez es más sencillo encontrar personas de todos los niveles por sus calles y que con el tiempo, acaban recomendando algunos de estos terrenos en los que ha estado. Dicho esto, si desde hace tiempo estás buscando la manera de escaparte a alguno de la zona o no te importa viajar lejos para descubrir un poco más, sin duda puede ser una oportunidad de oro para que tengas otra visión de la ciudad que has visitado. ¿A qué esperas para darnos tus impresiones? ¡Nos encantaría saber qué municipio ha sido tu favorito!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este post:
This site is registered on wpml.org as a development site.